Todo Sobre el Vivir Encantadoras flores rojas en un hermoso día - Todo Sobre el Vivir Banner

Buscando a Dios


Buscando a Dios
Yo sé por experiencia propia lo que es estar buscando a Dios y una comprensión de la Biblia, mientras se está en una completa oscuridad acerca de ambos. Hubo un tiempo en mi vida cuando ni siquiera sabía que podía realmente ir a la tienda y comprar una Biblia. Yo le decía a mi esposo: "Si tuviera una Biblia, la leería. Entonces conocería a Dios."

En ese momento de mi vida no conocía a nadie que tuviera una Biblia. Nunca vi en realidad una hasta el día en que mi esposo llegó a la casa con una sorpresa para mí -- mi propia Biblia. Era tan grande que tenía que utilizar las dos manos para cargarla. La agarré, me fui derecho a mi sofá y comencé a leer en Génesis. Leía una o dos páginas todos los días. Leí casi todo el Antiguo Testamento y no entendí nada de lo que leí. Entonces pensé que tal vez debería cambiar y comenzar a leer el Nuevo Testamento. Lo hice, y la única cosa que pude entender de mi lectura de la Biblia era que Jesús era importante. No sabía por qué, pero supe que Él era importante. Continué leyendo mi Biblia semana tras semana porque quería conocer seriamente a Dios.

Varios meses después, alguien tocó a mi puerta. Dos mujeres estaban repartiendo literatura acerca de Dios. Pensé: "Guau, esto es increíble, gente que conoce a Dios." Las invité a entrar. Conversamos un poco y luego preguntaron si estaría bien tener un estudio bíblico conmigo. Por supuesto que dije que sí -- yo estaba buscando a Dios y pensé que ellas eran la respuesta.

Nos reuníamos semanalmente en mi casa para un estudio bíblico. Sin importar lo que estudiásemos, seguí leyendo mi Biblia todos los días. Después de cada sesión, me arrodillaba y oraba para que Dios me ayudara a conocer la verdad. Decía: "Dios, no entiendo las diferentes denominaciones. No sé lo que es correcto. Por favor, enséñame." En este punto no conocía a nadie personalmente que tuviera algún conocimiento de la Biblia excepto mi amigo Bobby, quien vivía a 2.414 kilómetros. Pensé que estaba sola. Siete meses después del comienzo de nuestro estudio bíblico ocurrió la cosa más asombrosa. Algo se mencionó que sabía en mi corazón que estaba equivocado. Contesté diciendo: "Justo el otro día leí lo opuesto durante mi lectura de la Biblia." Ocurrió una y otra vez, a tal grado que terminé el estudio bíblico.

Entonces ocurrió la tragedia. Mi sótano se incendió y el humo causó tanto daño que tuvimos que contratar a una compañía para que viniera a mi casa a limpiar el desastre. Había cuatro ventanas pequeñas que no tuvieron tiempo de terminar ese día, así que me dijeron que Rob vendría durante la semana para limpiarlas.

Unos días más tarde, durante uno de los días más fríos del año, Rob vino para limpiar las ventanas. Se fue al garaje con su cubeta, pero unos pocos minutos más tarde estaba llamando a la puerta del sótano para subir. Dijo que hacía tanto frío que necesitaba calentarse las manos. Le pregunté si quería subir a tomar algo de sopa y estuvo de acuerdo. Mientras se sentaba a la mesa comentó sobre mi Biblia y preguntó si yo era cristiana. Respondí: "No tengo idea, he estado leyendo mi Biblia por casi un año hasta ahora y no entiendo nada de lo que estoy leyendo. Sé que Jesús es importante, pero no sé por qué." Él me dijo entonces acerca de una iglesia que pensaba que me gustaría visitar. Le pregunté si él estaría allí, y dijo que sí.

El domingo siguiente fui a regañadientes a la iglesia con mis dos hijos. Estaba tan asustada que no escuché una palabra de lo que el pastor dijo. No podía superar el hecho de que él vestía un traje normal. Habiendo tenido una crianza católica esto era extraño para mí, me agarré fuertemente de mis hijos y me senté allí, temblando en mi asiento. Me sentí aliviada de ver a Rob, pero por alguna razón no fui capaz de sentarme cerca de él. La siguiente semana regresé de nuevo a esa iglesia, y luego continúe asistiendo regularmente. Nunca vi a Rob de nuevo después de mi visita inicial.


Buscar a Dios Valió la Pena
Finalmente, el buscar a Dios comenzó a valer la pena. Las cosas estaban empezando a tener sentido para mí. A medida que comencé a relajarme, algo comenzó a pasar en mi corazón. Cuando se leían las Escrituras me sentía en paz. Había una evidente familiaridad en ellas. A medida que pasó el tiempo comencé a entender por qué Jesús era tan importante -- sin Él no pudiéramos conocer a Dios. El vino y murió por todos los pecados del mundo. Finalmente era capaz de dejar de tratar de ser lo suficientemente buena para Dios, y simplemente creer en lo que Jesús hizo en la cruz. Clamé a Dios para que me perdonara mediante la muerte de Su Hijo. Él perdonó todos mis pecados, y desde ese momento en adelante tuve la seguridad de que iré al cielo cuando muera.

Cuando miro atrás, puedo ver que es realmente un milagro que haya llegado a conocer la verdad. Pasando por toda la confusión de las religiones falsas y el no entender a Dios o a Su Palabra, ¡ahora conozco a Dios! También sé cómo ocurrió: Quería conocerlo y Él lo hizo posible. Era completamente ignorante y estaba "a oscuras" acerca de las verdades bíblicas, pero Él movió montañas para hacerme llegar Su verdad.

Parece que hoy en día hay más confusión acerca de Dios que nunca antes. Pero quiero decir esto -- no importa lo que alguien sepa o no sepa acerca de Dios, si lo está buscando verdaderamente, lo encontrará.

Deuteronomio 4:29 dice: “Más si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás. Si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma."


Buscar a Dios viene con una Promesa
El versículo bíblico de arriba muestra que buscar a Dios viene con una promesa de Dios mismo. Qué alivio saber que cuando verdaderamente buscamos a Dios desde nuestro corazón, no encontraremos alguna forma de Dios o religión falsa, encontraremos al verdadero Dios viviente. Él creó un camino para que usted fuera capaz de venir y conocerlo, sin importar lo confundido que esté o lo malas que sean sus circunstancias. Usted no tiene que ser educado, famoso, ni rico. No importa si usted es joven o viejo; hombre o mujer; si está solitario o feliz; enfermo o sano; o si es un completo analfabeto de la Biblia -- si usted busca a Dios, lo encontrará. Dios es más grande que cualquier obstáculo que usted pueda enfrentar. Él lo guiará a través de todos los obstáculos de duda y miedo que encuentre en el camino, pero usted debe tratar de conocerlo continuamente. Dios promete que mientras le busca usted nunca estará solo.

¡Aprenda Más!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutLiving.org, Todos los Derechos Reservados